Mezquita Basharat de la Comunidad Ahmadía del Islam en Pedro Abad, Córdoba, España

El Santo Profeta

Su Carácter

Su Personalidad

El Sello de los Profetas

Opiniones desde Occidente

Mohammad en la Biblia

Hadices

 

hadices

Selección de Hadices

 

Publicados con ocasión de la Celebración del Primer Centenario de la Comunidad Ahmadía.

Volver a la página principal de Hadices.

 

Indice
Acciones e intenciones La sociedad Islámica
La majestad del Señor del Honor Ser agradecido a los demás
La única Unicidad Buen trato a los padres
El mejor recordatorio: El recuerdo del Señor El trato con los vecinos
El Amor de Dios Trato amable al débil
El Santo Corán El perdón
La conducta excelente del mensajero de Allah Comportamiento en las comidas
Los fundamentos del Islam La vestimenta
La oracion y la forma de adoración La limpieza
El Ayuno La envidia
La peregrinación La arrogancia
Las limosnas La mentira
El matrimonio El declinamiento del Islam
Buena conducta El advenimiento del Imam Mehdi

 

 

INTENCIONES Y ACCIONES

 

1. Umar (r) relata:

 "Oí al Santo Profeta (s) decir lo siguiente: "La acciones se hallan determinadas únicamente por las intenciones. La emigración de quien intenta emigrar verdaderamente hacia Al-lah y Su Mensajero le conducirá hacia Al-lah y Su Mensajero. Pero quien emigra buscando objetos mundanos, sólo conseguirá objetos mundanos. Si un hombre emigra con el propósito de casarse con una mujer: esa será su recompensa"

 (Bujari)

 

2. Abdul-lah bin Umar (r) afirma que oyó al Santo Profeta (s) decir:

 "El verdadero musulmán es aquel de cuyas manos y boca los demás musulmanes están a salvo. El verdadero emigrante es aquel que se abstiene de lo que ha sido prohibido por Dios".

 (Bujari)

Volver al índice

 

 

 LA MAJESTAD DEL SEÑOR DEL HONOR

 

3. Abdul-lah bin Umar (r) relata que el Santo Profeta (s) declaró mientras dirigía desde el púlpito un sermón del viernes:

 "Los cielos están enrollados en Su mano derecha. Santo es El y exaltado sea por encima de la idolatría en que se ocupan". El Santo Profeta (s) declaró mas adelante que Al-lah el Todopoderoso dice: "Soy el Único que tiene el poder completo para reformar, consciente de Mi Grandeza; el Soberano, el Elevado". El Santo Profeta (s) permaneció repitiendo estas palabras con tal fuerza que el, púlpito comenzó a estremecerse y temimos que pudiera hundirse bajo él"

 (Masnad bin Ahmad)

 

4. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) afirmó:

 "Existen dos expresiones que son muy queridas a Dios, el Beneficiente. Son ligeras en la lengua pero inmensamente pesadas en su esencia, y éstas son: Exaltado sea Al-lah con toda Su gloria. Exaltado sea Al-lah con toda Su Majestad".

 (Bujari)

 

Volver al índice

 

 

LA UNICA UNICIDAD

 

5. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) mencionó que Al-lah el Todopoderoso declara:

"Mi siervo transgrede en contra Mía cuando no le corresponde hacerlo. Me insulta cuando no le corresponde hacerlo. Su trasgresión en Mi contra consiste en que dice que Al-lah, el Todopoderoso, habiéndome creado, no me resucitará (después de que haya muerto). Y me insulta cuando afirma que Al-lah ha escogido un hijo para Sí, cuando Soy Autosuficiente, Aquel de Quien todo lo demás depende. Nunca engendré ni fui engendrado, y nunca existió nadie similar a Mí"

 (Masnad Ahmad)

Volver al índice

 

 

EL MEJOR RECORDATORIO: EL RECUERDO DEL SEÑOR

 

6. Yabir relata que oyó al Santo Profeta (s) afirmar:

 "La forma mas excelente de recordar a Al-lah es proclamar: Nadie es digno de ser adorado excepto Al-lah. Y la mejor súplica consiste en exclamar: Toda alabanza pertenece a Al-lah".

 (Tirmidhi)

 

7. Abu Musa al-Ash'ari relata que el Santo Profeta (s) declaró:

 "El caso de quien recuerda a Al-lah en comparación con quien no lo hace es como el vivo comparado con el muerto"

 (Bujari)

 

8. Abu Musa (r) relata: En cierta ocasión mientras nos encontrábamos de viaje en compañía del Santo Profeta (s), la gente comenzó a exclamar en voz bastante alta: "¡Al-laho Akbar!" (Dios es Grandísimo). El Santo Profeta (s) dijo:

 "¡Oh gente!. Adoptad el camino de la moderación. No os estáis dirigiendo a un sordo ni tampoco a alguien que no esta presente. Os estáis dirigiendo a Aquel que es Omnipresente"

 (Muslim)

  

9. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "A Al-lah pertenecen algunos ángeles de rango elevado los cuales siempre están en movimiento buscando a la gente que se reúne con el propósito de recordar a Al-lah. Cuando se acercan a una asamblea cuya ocupación consiste en recordar a Al-lah el Todopoderoso, los ángeles se les unen extendiendo sus alas sobre ellos y cubriéndoles uno sobre el otro hasta que el espacio existente entre la tierra y el cielo mas cercano es llenado con su presencia. (Nota a pié de página: Se trata de una expresión figurada referida a las crecientes bendiciones de Dios sobre tal asamblea y no debe ser tomada en sentido literal). Cuando la gente se dispersa, ellos también se alejan, ascendiendo de nuevo a los cielos. A continuación el Todopoderoso les pregunta -aunque conoce plenamente lo ocurrido- "¿De dónde venís?" y ellos contestan: "Venimos de ciertos siervos Tuyos que se encontraban exaltándote, proclamando Tu Grandeza, afirmando Tu Unidad, glorificándote y suplicándote".Acto seguido, el Todopoderoso les pregunta: "¿Qué pedían de Mí?". Los ángeles contestan: "Te suplicaban por Tu paraíso", a lo que Al-lah les pregunta: "¿Han visto Mi paraíso?". Los ángeles responden: "No, nuestro Señor, no han visto Tu paraíso". "¡Si hubiesen visto Mi Paraíso!", exclama Al-lah. "También buscan refugio en Ti", continúan los ángeles. Al-lah dice : "¿De qué buscan Mi refugio?" "De Tu Fuego", contestan. Al-lah pregunta: "¿Han visto Mi Fuego?". Los ángeles responden: " No, no lo han visto". "¡Si hubieran visto Mi Fuego!" exclama Al-lah. Luego los ángeles dicen: "Piden Tu perdón". Al-lah responde: "Eso ya se lo he concedido, y también les he concedido todo lo que me han implorado siempre, y les he dado el refugio que buscaban en Mi. Entonces los ángeles dicen: "Oh Señor nuestro, había uno entre ellos que era un gran pecador. Dio la casualidad de que pasaba por allí y decidió sentarse un rato entre ellos" "Incluso a él lo he perdonado", dice Al-lah, "Son tan benditos que nadie que esté en su compañía permanece impuro"

 (Muslim)

Volver al índice

 

 

 EL AMOR DE DIOS

 

10. Abu Darda (r) narra que el Santo Profeta (s) dijo que el profeta David (a) solía rezar con las siguientes palabras:

 "Oh Señor, concédeme Tu amor y el amor de aquellos que Te aman; y el amor de los actos que me permitan alcanzar Tu amor. Oh mi Señor, haz que Tu amor me sea más querido que mi propia vida, mis parientes y próximos, e incluso más querido que el agua fresca (para uno que agoniza de sed bajo el calor sofocante)".

 (Tirmidhi)

 

11. Anas (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Existen tres cualidades, que cuando son poseídas por alguien, le capacitan para descubrir la verdadera dulzura de la fe: Que Al-lah y Su Mensajero le son más queridos que ninguna otra cosa; que cuando ama a alguien lo hace puramente por Al-lah; y que después de que Al-lah Todopoderoso le ha salvado de la incredulidad, considera que volver a ella es tan detestable como ser arrojado al fuego"

 (Bujari)

 

 12. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Si el creyente fuera plenamente consciente de la extensión y grado del castigo de Dios, perdería toda la esperanza de alcanzar el paraíso. Y si un incrédulo conociera la inmensa misericordia de Al-lah, nunca se desesperaría de alcanzar el paraíso".

 (Muslim)

 

13. Waazila (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo que Al-lah Todopoderoso declara:

 "Trato a Mi siervo de acuerdo a su conocimiento y a las expectativas que de Mí tiene"

 (Bujari)

 

14. Abu Hurairah (r) relata que el Santo profeta (s) refirió que Dios Todopoderoso declara:

 "Yo trato a Mi siervo según el conocimiento que tiene de Mí. Al-lah se siente más complacido con el arrepentimiento de un siervo Suyo que uno de vosotros se sentiría si perdiera su camello en el desierto estéril y lo encontrara de improviso". Al-lah dice: "Cuando un siervo Mío se acerca a Mí en la distancia de un palmo, Yo me acerco a él medio brazo. Cuando se Me acerca medio brazo, Yo me aproximo un brazo. Cuando acude caminando hacia Mí, Yo corro para encontrarle".

 (Muslim)

 

15. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo que Al-lah el Todopoderoso afirma:

 "Había un hombre que cometía excesos contra sí mismo. Cuando se encontraba apunto de morir, dijo a sus hijos: "Quemad mi cuerpo cuando muera, convertid mis cenizas en polvo, id al océano y arrojad las cenizas al viento. Juro por Al-lah que temo que si Dios me cogiera me infligiría un castigo como el que nunca ha infligido a nadie". A continuación, el Santo Profeta (s) dijo que sus hijos hicieron tal como se les había dicho. Pero Dios ordenó a la tierra que recogiera y Le devolviera todas las partículas que constituían el cuerpo del hombre de los lugares donde habían caído. De esta forma, el hombre fue llevado a presencia de Dios y Al-lah le preguntó: "¿Qué te llevó a hacer esto?. El contestó: "El temor y miedo hacia Ti me forzaron a actuar así". En consecuencia, Dios le perdonó".

 (Bujari)

Volver al índice

 

 

EL SANTO CORAN

 

16. Uzman bin Affan (r) afirma que el Santo Profeta (s) dijo:

 "El mejor de vosotros es aquel que aprende el Corán y lo enseña a los demás"

 (Bujari)

 

17. Ibn Abbas (r) afirma que el Santo Profeta (s) dijo:

 "La situación de aquel que no aprende ninguna parte del Corán es similar a una casa abandonada".

 (Tirmidhi)

 

18. Zaid bin Arqam (r) relata:

 "En una ocasión el Santo Profeta (s) se dirigió a nosotros: glorificó a Al-lah, Le alabó, y luego nos exhortó y amonestó diciendo:

 "Oh gente, soy un ser humano. Es previsible que un día acuda a mí un mensajero de mi Señor y haya de abandonar este mundo. Dejo dos cosas importantes con vosotros: el Libro de Al-lah que contiene la guía y la luz. Agarraos firmemente pues al libro de Al-lah y permaneced en su entorno". De esta forma elevó nuestro interés y nos llenó de emoción respecto al Libro de Al-lah. "También dejaré detrás a los miembros de mi casa y os prevengo para que estéis atentos ante Al-lah respecto a como tratéis a los miembros de mi familia"

 (Muslim)

Volver al índice

 

 

LA CONDUCTA EXCELENTE DEL MENSAJERO DE AL-LAH

 

19. Abdul-lah bin Abi Aufa (r) dijo:

 "El Santo Profeta (s) nunca esquivó ni despreció la compañía de los necesitados o las viudas; al contrario siempre buscaba la oportunidad de ayudarlos"

 (Musnad Darmi)

 

 20. Aesha (r) relata:

 "El Santo Profeta (s) nunca golpeó a nadie - ni siervos ni mujeres- aunque combatió en la causa de Al-lah. Si alguien le causaba daño, nunca buscaba vengarse. Sin embargo, cuando algún lugar sagrado de Al-lah era violado, emprendía la venganza por Su causa" (Muslim)21. Abu Said Judri (r) relata:

 

 "El Santo Profeta (s) solía alimentar él mismo a los camellos; realizaba tareas domésticas; arreglaba el calzado, remendaba la ropa, ordeñaba las cabras y comía en compañía de los criados. Si algún sirviente se cansaba moliendo la harina, él le ayudaba en esta tarea. No se sentía humillado por llevar artículos domésticos del mercado a casa. Estrechaba por igual la mano del rico y del pobre. Era siempre el primero en saludar. Nunca desdeñaba aceptar una invitación -ni siquiera una pequeña invitación como reunirse para comer dátiles-. Siempre estaba deseoso de ayudar, su temperamento era suave y cariñoso. Su conducta era excelente y siempre se encontraba alegre. Sonreía pero no reía en voz alta. No fruncía el ceño ni siquiera cuando se le ofendía. Era humilde pero no servil, generoso pero no extravagante. Poseía un corazón tierno y era misericordioso por igual con todos los musulmanes. Nunca comía hasta saciarse, cuando uno comienza a bostezar. Nunca extendía su mano movido por el deseo de comer"

(Mishkat)

  

22. Abu Musa Ash'ari (r) relata que en cierta ocasión Aesha les enseñó una sábana y unas prendas hechas de un material áspero. Dijo que el Santo Profeta (s) llevaba estas prendas en el momento de su fallecimiento.

 (Bujari)

Volver al índice

 

 

LOS FUNDAMENTOS DEL ISLAM

 

23. Ibn Omar (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "El Islam se basa en cinco pilares:

 -Ofrecer testimonio de que nadie es digno de ser adorado sino Al-lah y que Mohammad (s) es el Mensajero de Al-lah.

 -Ofrecer el Salat (la manera formal de adorar a Dios).

 -Pagar el Zakat (requerimiento mínimo obligatorio de contribución financiera en la causa de Al-lah).

 -Realizar la peregrinación a la Casa de Al-lah.

 -Guardar el ayuno en el mes de Ramadán".

 (Bujari)

  

24. Omar bin Jattab (r) dice:

 "Nos encontrábamos sentados en compañía del Santo Profeta (s) cuando, de pronto llegó un hombre. Llevaba ropas blancas y limpias y su cabello era de color negro azabache. No parecía un viajero y nos era desconocido a todos nosotros. Tomó asiento muy cerca del Santo Profeta(s), tocando con sus rodillas las suyas. Colocó sus manos sobre las rodillas del Santo Profeta (s) y dijo:"Dime algo sobre la fe". El Santo Profeta (s) respondió: "La fe consiste en que debes creer en Al-lah, Sus ángeles, Sus libros y Sus Profetas; que debes creer en el día del juicio y que debes creer en las leyes divinas relativas al bien y el mal".

 (Muslim)

Volver al índice

 

 

  LA ORACION Y LA FORMA DE ADORACION

 

 25. Se dice que en cierta ocasión Uzman bin Affan (r) pidió agua (para realizar sus abluciones, requisito para ofrecer el 'salah'). Comenzó lavándose tres veces las manos; a continuación, tomando un poco de agua en su mano derecha, enjuagó su boca y escupió el agua; a continuación limpió su nariz; luego lavó su cara tres veces; después lavó sus manos y antebrazos hasta los codos tres veces; a continuación pasó sus manos mojadas sobre su cabeza y posteriormente lavó sus pies tres veces hasta los tobillos. Tras completar la ablución de esta forma, dijo:

 "El Santo Profeta (s) dijo que quien realice la ablución en la forma que yo la he realizado y a continuación ofrezca dos rakats de oración con plena concentración, tendrá perdonadas sus faltas anteriores"

 (Bujari)

 

 26. Abu Huraira (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "¿Queréis que os diga algo que si lo practicáis os hará ganar el favor de Dios?. Por medio de ello Dios borrará vuestras faltas y elevará vuestro rango".

 Los compañeros rogaron, "Oh Profeta de Al-lah, por favor, dínoslo".

 El Profeta (s) dijo: "Realizar la ablución a fondo aun cuando no os apetezca; caminar hacia la mezquita desde un lugar lejano; y, habiendo ofrecido las oraciones, esperar con anhelo la siguiente oración. Tales son los medios para encontrarse en estado de disposición para guardar las fronteras". (Nota: la palabra 'riba'at' tiene diversos significados: significa literalmente las fronteras geográficas y se aplica metafóricamente a cualquier valor espiritual. En este caso se aplica a la institución islámica de la adoración)

 (Muslim)

  

  27. Aesha (r) relata:

 "El Santo Profeta (s) decía el takbeer (las palabras "Al-laho Akbar") al comienzo de la oración. A continuación recitaba la Fatiha (primer capítulo del Santo Corán). Cuando se inclinaba, no mantenía su cabeza elevada, ni la dejaba caer; mas bien la mantenía en línea recta con la espalda, que permanecía horizontal durante esta postura. Cuando se erguía de la posición inclinada, se colocaba recto en pié y, a continuación se postraba. Cuando elevaba su cabeza desde la posición de postración, adoptaba la posición sentada y hacía una pausa antes de realizar la segunda postración. Cada dos rakah se sentaba para recitar el attahiyah (la recitación prescrita); en esta posición, mantenía recto el pié derecho y hacía descansar horizontalmente su pié izquierdo sobre el suelo. De esta manera el Santo Profeta (s) se sentaba y recitaba eltashahud (declaración de fe). Instruía: "No dejéis descansar los codos sobre el suelo durante la postración a la manera de los perros" y finalizaba la oración diciendo: "La paz y la misericordia de Al-lah sea con vosotros".

 (Masnad Ahmad)

  

28. Abdul-lah bin Mas'ud (r) relata que preguntó al Santo Profeta (s) qué acción es la más agradable para Dios el Exaltado. El Santo Profeta (s) respondió:

 "Ofrecer las oraciones a su debido tiempo" Yo le pregunté "¿Y después de esto?"

 Respondió: "Ser amable con los padres" Y le pregunté de nuevo : "¿Y qué obra, después de ésta?"

 Respondió: "El esfuerzo en el camino de Al-lah"

 (Bujari)

  

29. Umar bin Shu'aib (r) escuchó a su padre afirmar, con la autoridad de su abuelo, que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Aconsejad a vuestros hijos que practiquen las oraciones cuando alcancen la edad de siete años. Cuando cumplan los diez años, debéis ser estrictos con ellos en este asunto, a la vez que debéis hacer que duerman en camas separadas".

(Abu Dawud)

 

 30. Fatimah az Zahra (r) narraba que cuando el Santo Profeta (s) entraba en la mezquita, recitaba la siguiente oración:

 "En el nombre de Al-lah, la paz sea con el mensajero. Oh, Señor mío, perdóname mis faltas y abre las puertas de Tu misericordia para mí"

Y cuando salía de la mezquita, ofrecía la siguiente oración:

 "En el nombre de Al-lah. La paz sea con su mensajero. Perdona, Señor, mis pecados, y abre la puerta de Tu gracia para mí".

 (Masnad Ahmad)

Volver al índice

 

 

 EL AYUNO

 

31. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Dios Todopoderoso afirma que todas las acciones del hombre le sirven para sí mismo excepto el ayuno. El ayuno se guarda únicamente por Mi causa y Yo soy la recompensa del mismo. El ayuno es un escudo -contra el mal-. Por tanto, cuando alguno de vosotros ayune, no debe participar en charlas vanas ni elevar su voz. Si alguien os insulta o inicia una pelea, debéis decir simplemente: "me encuentro ayunando".

 (Bujari)

 

 32. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "¿De qué le sirve a Al-lah el ayuno del que no se abstiene de mentir y engañar".

 (Bujari)

  

33. Aesha relata que el Santo Profeta (s) permanecía confinado en la mezquita (e'tikaf) durante los últimos diez días del mes de Ramadán. Tras su fallecimiento, sus esposas continuaron observando el e'tikaf en la misma manera.

 (Bujari)

Volver al índice

 

 

 LA PEREGRINACION

 

 34. Abu Huraira (r) relata que el Santo Profeta (s) afirmó mientras pronunciaba un sermón:

 "Oh gente, Al-lah ha hecho obligatoria la Peregrinación para vosotros. Por tanto, debéis realizarla".

 Al escucharlo, un hombre preguntó: "¿Ha de realizarse cada año?"

 El Santo Profeta (s) permaneció en silencio. El hombre repitió la pregunta tres veces. Entonces, el Santo Profeta (s) replicó: "Si os dijera que sí, la peregrinación se haría obligatoria y no tendríais fuerza para realizarla"

 Continuó: "No preguntéis sobre algo mientras yo no os hable sobre ello. Los que os precedieron fueron destruidos porque hicieron muchas preguntas pero desobedecieron a los profetas. Cuando os ordene que hagáis algo, debéis realizarlo en la máxima medida de vuestra capacidad. Y si os prohíbo hacer algo, debéis absteneros de ello".

 (Muslim)

 

 35. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Cuando alguien realiza la Peregrinación por la causa de Al-lah y no participa de charlas indecentes ni comete transgresiones, se convierte en un ser tan puro e inocente como el del día en que su madre le dio a luz".

(Mishkah)

Volver al índice

 

LAS LIMOSNAS

 

36. Mu'az relata:

 "Habiéndome nombrado gobernador -de una región-, el Santo Profeta (s) me mandó buscar y me dijo: "Encontrarás a algunos pertenecientes al Pueblo del Libro. Debes invitarles a que den testimonio de que nadie es digno de ser adorado sino Al-lah y que yo soy su Mensajero. Si lo aceptan, debes hacerles saber que Al-lah ha hecho obligatorio ofrecer cinco oraciones diarias. Si lo aceptan, debes decirles que Al-lah ha hecho obligatorio dar limosnas. Estas limosnas se toman del rico y se otorgan a los pobres de entre ellos. Si aceptan hacerlo, no requises lo mejor que posean. Y presta atención al alegato de los oprimidos, porque nada se interpone entre su alegato y Al-lah".

 (Bujari)

 

37. Juzaim bin Fatik (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Quien gasta alguna cantidad por la causa de Al-lah es recompensado setecientas veces -más-"

 (Tirmidhi)

    

 38. Anas (r) relata que Abu Talha Ansari era el mas rico de los ansar (la gente de Medina que aceptó el Islam antes de la emigración del Santo Profeta (s) a la ciudad). Su fuente de ingresos eran los jardines de palmeras datileras y el jardín al que mas aprecio tenía era el de Birha. Este se hallaba situado en el lado opuesto a la mezquita del Profeta. El Santo Profeta (s) solía beber de su agua pura y fresca. Anas (r) relata: "cuando fue revelado el versículo "No podréis alcanzar la virtud hasta que gastéis de lo que os es más querido", Talha se dirigió al Santo Profeta (s) y le dijo: "Oh Mensajero de Al-lah, Al-lah te ha revelado "No podréis alcanzar la virtud mientras que no gastéis de lo que os es mas querido" y la más querida de mis posesiones es el jardín de Birha. Yo lo entrego como caridad por la causa de Al-lah, y espero que Al-lah acepte esta buena acción y la guarde para el Más Allá. Empléalo, oh Mensajero de Al-lah, como Al-lah te lo indique". ¡Excelente!, dijo el Santo Profeta (s), es una posesión beneficiosa. Es una posesión beneficiosa. He escuchado tu proposición, pero creo que debes entregarla a tus parientes". Abu Talha (r) dijo: " Así lo haré, tal como me lo has dicho, Oh Mensajero de Al-lah"

 (Bujari)

  

39. Adiyi bin Hatim (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Haced caridad para salvaros del fuego, aún cuando ésta consista en dar un porción de un dátil"

 (Bujari)

  

40. Aesha (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "La persona generosa esta cerca de Al-lah, cerca de la gente y cerca del paraíso, y lejos del infierno. Por contra, el avaro se encuentra lejos de Al-lah, de la gente y del Paraíso, y cerca del infierno. El ignorante que es generoso es mas querido a Al-lah que el avaro que se dedica a la oración".

(Qashiriya)

  

41. Abu Hurairah (r) relata que cierta persona preguntó al Santo Profeta (s):

 "¡Oh Mensajero de Dios! ¿Qué acto de caridad es el que posee la recompensa más grande?" El Mensajero de Al-lah respondió: "Si das por caridad mientras disfrutas de buena salud, cuando te hallas en estado de necesidad, y cuando temes a la pobreza y deseas convertirte en rico: si, incluso en estas circunstancias, no eres negligente".

(Mishkah)

 

 42. Huzaifa (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Juro por El que sostiene mi vida en Sus manos, que debéis encomendar a la gente hacer el bien y prohibirles hacer el mal, pues de otra manera es posible que se os inflija algún castigo procedente de Al-lah. En ese momento, demasiado tarde, ofreceréis súplicas pero no serán aceptadas".

 (Tirmidhi)

 

 43. Nauman bin Bashir (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "El caso de la persona que observa los límites fijados por Al-lah en comparación con la que viola dichos límites es como el de un grupo de gente que echa a suerte la adjudicación de plazas en una barca. A algunos se les asigna la cubierta superior mientras que otros han de asentarse en la inferior. Cuando los que se encuentran en la cubierta inferior necesitan agua, han de pasar por delante de los que se encuentran encima de ellos, por lo que sugieren: "Si hacemos un agujero en nuestro lado de la barca no tendremos que molestar a quienes se encuentran encima". Si los de la cubierta superior les dejan hacer lo que pretenden, todos quedarán destruidos, mientras que si se lo impiden todos permanecerán a salvo".

 (Bujari)

 

 44. Sahl bin Sa'd (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo: a Alí (r):

 "¡Por Al-lah! Si Al-lah te ayuda a guiar a una simple persona hacia la verdad, ello es mejor para ti que (los más preciosos) camellos rojos".

 (Muslim)

 

 45. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "La persona que invita a la gente a la verdad obtiene una recompensa igual a la recompensa de todos los que aceptan la verdad -por su invitación-, a la vez que nada es sustraído de sus respectivas recompensas. De manera similar, quien induce a otros al pecado llevará el peso de todos los pecados cometidos por su inducción, mientras que nada será sustraído del castigo de los que cometen los males".

 (Muslim)

 

  46. Anas (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Haced la religión fácil de seguir por otros; no la hagáis difícil. De forma análoga, presentad la religión de forma agradable; no la hagáis repulsiva para los demás"

  (Muslim)

  

47.Abi Za'labatal Jushaniyi Jurzum Nashir (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Al-lah el Todopoderoso ha establecido ciertas normas; no las paséis por alto. Ha fijado ciertos límites; no los transgredáis. El ha prohibido ciertas cosas; no os acerquéis a ellas. El ha guardado silencio respecto a algunas otras por pura bondad hacia vosotros, no por descuido; por lo tanto no hagáis preguntas innecesarias respecto a ellas".

(Dar Qutni)

  

48. No'maan bin Bashir (r) dice que oyó al Santo Profeta (s) decir:

 "Ha sido aclarado lo que esta permitido y lo que esta prohibido. En medio de ambos hay ciertas cosas que no han sido definidas y la mayoría de la gente desconoce a qué categoría pertenecen. Quien se mantiene apartado de ellas salvaguarda su fe y su honor. Quien entra en el terreno de lo dudoso es como si hubiera entrado en el terreno de lo prohibido. Es como el pastor que deja que su rebaño apaciente alrededor de un lugar prohibido, cuando existe pleno riesgo de que el rebaño se pierda en él.Recordad que cada soberano posee un territorio prohibido. ¡Cuidaos!: existe un órgano en el cuerpo que mientras permanezca sano todo el cuerpo permanece sano. En el momento en que enferma, el cuerpo entero enferma. No olvidéis que dicho órgano es el corazón".

  (Muslim)

Volver al índice

 

 

 EL MATRIMONIO

 

49. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Habitualmente uno se casa con una mujer por cuatro razones: por su riqueza, por su familia, por su belleza o por su virtud. Dad preferencia a la que es virtuosa. Permaneced humildes".

 (Bujari)

 

 50. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "La peor fiesta de matrimonio es aquella en la que son invitados los ricos y rechazados los pobres. Quien es invitado (por alguien humilde) y rehúsa aceptar la invitación -por pura soberbia- se comporta con desobediencia hacia Al-lah y Su Mensajero".

 (Muslim)

 

 51. Ibn Omar (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "De las cosas lícitas, la que más aversión le produce a Al-lah el Todopoderoso, es el divorcio".

(Abu Dawud)

 

 52. Aesha (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "El mejor de entre vosotros es aquel que es el mejor hacia su familia. Yo soy el mejor de los que son buenos para sus familias".

(Abu Dawud)

Volver al índice

 

 

BUENA CONDUCTA

 

53. Jaabir (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "El más querido para mí, y el más cercano a mí en el Día del Juicio será aquel que sea extremadamente bien educado. El más aborrecible de entre vosotros y el más alejado de mí en el Día del Juicio serán los jactanciosos, los fanfarrones y los "al-mutafaihiqun". Los compañeros preguntaron "Conocemos a los fanfarrones y a los que se jactan, pero ¿quienes son los "mutafaihiqun?". El Santo Profeta (s) respondió: "Son los que se muestran arrogantes y rencorosos".

 (Tirmidhi)

 

 54. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 " He sido enviado para perfeccionar al máximo la moral"

 

(Al Sunan al-Kubra)

  

55. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta dijo:

 "Quien libera a un creyente de los sufrimientos de este mundo, Al-lah hará que desaparezcan sus aflicciones en el Día del Juicio. Para quien se muestre clemente con aquel cuyos medios de mantenimiento son escasos, Al-lah será Clemente con él en este mundo y en el próximo. A quien cubre la debilidad de un musulmán Dios le proporcionará cubierta en este mundo y en el venidero. Al-lah siempre permanece al lado de quien ayuda a su hermano. A quien inicia un camino en búsqueda de conocimiento, Al-lah le facilitará el camino hacia el Paraíso. Quienes se reúnen en cualquiera de las casas de Al-lah para recitar el libro de Al-lah y enseñarlo mutuamente son bendecidos ciertamente con la tranquilidad; quedan cubiertos por Su misericordia y son rodeados por los ángeles. Al-lah los menciona a quienes están más cercanos a El. El que se queda atrás a causa de sus obras, no verá favorecida su causa por el buen nombre de su familia".

 (Muslim)

  

56.Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta dijo:

 "En el Día del Juicio, Al-lah el Todopoderoso dirá: "¡Oh hijo de Adán!. Me encontraba enfermo.¿por qué no preguntaste por mí cuando estaba enfermo?." El responderá "¿Cómo podría preguntar por tu salud siendo tu el Señor del Universo?". Al-lah le contestará: "¿No te diste cuenta que un siervo Mío cayó enfermo y no te preocupaste de preguntar por él?. De haberlo hecho, Me habrías encontrado a su lado. ¡Oh hijo de Adán! Te pedí comida y no me diste alimento". El responderá: "Oh mi Señor, ¿cómo podría haberte alimentado si tu eres el Señor del Universo?" Al-lah dirá, "¿Acaso no te diste cuenta de que cuando un siervo Mío te pedía para comer y tu rehusabas complacerle, de haberlo hecho Yo lo hubiera apreciado como si me lo hubieras hecho a Mi?. ¡Oh hijo de Adán! te pedí que calmaras mi sed, y tu rehusaste hacerlo". El dirá: "¿Cómo podía apagar tu sed, si Tu eres el Señor del Universo?" Al-lah dirá: " Un siervo Mío te pidió que calmaras su sed y no le respondiste. De haberlo hecho, Yo lo hubiera apreciado como si me lo hubieras hecho a Mí".

 (Muslim)

 

 57. El Santo Profeta (s) dijo:

 "Nunca podréis enriquecer a la gente sólo con vuestro dinero; por lo tanto, ayudadles con plena disposición y alegría".

 (Risalah Qashiriyah)

Volver al índice

 

 

 LA SOCIEDAD ISLÁMICA

 

58. Anas (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Ninguno de vosotros es un verdadero creyente a menos que desee para los demás lo que desea para sí mismo"

 (Bujari)

  

59.Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta dijo:

 "Oh Abu Hurairah", sé justo y serás el mejor de los que oran. Permanece contento para que seas el mejor de los que son agradecidos. Elige para los demás lo que desees para ti mismo; entonces te convertirás en un - verdadero- creyente. Trata a tu vecino de la mejor de las maneras y entonces merecerás ser un buen musulmán. No rías excesivamente, porque la risa en exceso hace perecer al corazón"

(Ibn Mayah)

 

 60. Abu Yusuf Abdullah bin Salaam (r) relata:

 "Oí al Santo Profeta (s) decir: "¡Oh gente! ¡decid Assalamo-alekum! ¡dad alimento a los demás! ¡cuidad vuestras obligaciones para con vuestros parientes! ¡adorad (a Al-lah) mientras otros duermen!. Actuad así y entraréis en paz en el paraíso".

 (Tirmidhi)

  

61. Ibn Masud (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Cuando os halléis tres de vosotros juntos, no debéis hablar entre sí dos de vosotros excluyendo al tercero, ya que eso puede ofenderle, a menos que os halléis en compañía de otros".

 (Muslim)

  

62. Abu Hurairah (r) relata:

 "El Santo Profeta (s) tenía el hábito de cubrir su boca con su mano o una pieza de tela cuando estornudaba, mitigándolo de esta manera".

 (Tirmidhi)

Volver al índice

 

 

SER AGRADECIDO A LOS DEMAS

 

63. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta dijo:

 "Quien no es agradecido con la gente no es agradecido con Al-lah".

 (Tirmidhi)

Volver al índice

 

 

 BUEN TRATO A LOS PADRES

 

 64. Abu Hurairah (r) relata:

 Un hombre se acercó al Santo Profeta (s) y preguntó: "¡Oh Mensajero de Al-lah! de entre todo el mundo ¿Con quién he de mantener la mejor relación?". Contestó: "con tu madre". El hombre preguntó por segunda vez " ¿y con quién después?. El Santo Profeta (s) replicó, "con tu madre de nuevo". El hombre preguntó por tercera vez "¿y con quién después?. El Santo Profeta (s) respondió: "con tu padre". Según otra versión, la persona en cuestión preguntó: "¡Oh Profeta de Al-lah! ¿quién merece el mejor de los tratos? ". El Santo Profeta (s) replicó: "tu madre, después tu madre, a continuación tu madre, después tu padre y a continuación el siguiente de tu familia".

 (Bujari)

 

 65. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "¡Qué desgraciada es la persona! ¡Qué desgraciada es la persona!, de nuevo, ¡Qué desgraciada es la persona!: la que vive lo suficiente para ser testigo de la ancianidad de sus padres y sin embargo fracasa en entrar en el paraíso (consagrándose a su servicio)".

 (Muslim)

 

Volver al índice

 

  

 EL TRATO CON LOS VECINOS

 

66. Ibn Umar y Aesha (r) relatan que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Gabriel me exhortó tanto sobre los derechos de los vecinos que me incliné a pensar que les otorgaría incluso el derecho de herencia".

 (Bujari)

  

67. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Quien cree en Al-lah y en el Día del Juicio nunca pone en apuros a su vecino. Quien cree en Al-lah y en el Día del Juicio trata con respeto a sus huéspedes. Quien cree en Al-lah y en el Día del Juicio sólo dice lo que es bueno o permanece callado".

 (Bujari)

 

68. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Testifico en el nombre de Dios que no es creyente, testifico en el nombre de Dios que no es creyente, testifico en el nombre de Dios que no es creyente. Se le preguntó al Santo Profeta (s) "¿quién es el que no es creyente?". Respondió: "aquel cuyo vecino no se encuentra a salvo de su maldad".

 (Bujari)

 

Volver al índice

 

TRATO AMABLE AL DÉBIL

 

69. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Hay ciertas personas que tienen aspecto pobre y el cabello despeinado. Se les cierra las puertas con desdén. Sin embargo (poseen una categoría ante Dios de forma que) cuando juran por El, El hace que sus palabras se hagan realidad".

 (Muslim)

  

70. Abu Darda (r) relata que oyó al Santo Profeta (s) decir:

 "Buscadme entre el débil y el pobre; en verdad estáis sostenidos y mantenidos gracias a su trabajo"

  (Tirmidhi)

Volver al índice

 

 

EL PERDÓN

 

71. Mu'az bin Anas (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Lo más excelente es que fortalezcáis los lazos de relación con el que los rompe y seáis generosos con quien se muestra tacaño con vosotros y perdonéis a quien os insulta".

  (Masnad Ahmad)

  

72.Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Dar limosnas no disminuye la riqueza propia. Dios concede honor y eleva el estatus del que perdona cualquier exceso cometido contra su persona y no trata al transgresor con altanería".

 (Masnad Ahmad)

 

Volver al índice

 

COMPORTAMIENTO EN LAS COMIDAS

 

73. Aesha (r) relata que el Santo Profeta dijo:

 "Cuando alguno de vosotros comience a comer, debe decir, en primer lugar: "En el nombre de Al-lah el Exaltado". Si se olvida de decirlo al principio, debe entonces decir al final de la comida: "Bismil-lahe awwalehi wa akherehi" -en el nombre de Al-lah comienzo y termino- (Tirmidhi)

 

 74. Abu Sa'id (r) relata que siempre que el Santo Profeta (s) comía o bebía, decía:

 "Todas las alabanzas pertenecen a Al-lah, que nos ha proporcionado comida y bebida y nos ha hecho musulmanes"

 (Tirmidhi)

 

Volver al índice

 

LA VESTIMENTA

 

75. Hudhaifa (r) relata:

 "El Santo Profeta (s) nos prohibió llevar prendas de seda y brocado. También nos prohibió comer o beber en vasijas de oro o plata, afirmando que les pertenecen a ellos (los no-creyentes) en este mundo y serán para vosotros en el Más Allá".

 (Muslim)

 

 76. Abu Sa'id al-Judri (r) relata que cuando el Santo Profeta (s) se ponía una vestimenta nueva, mencionaba en primer lugar el tipo de prenda que se trataba, por ejemplo, turbante, camisa o manto, y después hacía la siguiente plegaria:

 "Al-lah, Tuya es la alabanza. Tu me has otorgado esta prenda. Te ruego me concedas los beneficios que contiene, y te pido que me ayudes a utilizarla para el mejor uso por el que fue hecha; también busco en Ti protección contra cualquier tipo de daño que pueda contener y contra cualquier propósito dañino por el que pudiera haber sido creada".

  (Tirmidhi)

 

Volver al índice

 

 LA LIMPIEZA

 

77. Abu Malik al-Ash'ari (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "La limpieza es una obligación impuesta por la fe"

 (Muslim)

 

78. Aesha (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Cepillar los dientes mantiene la boca limpia y agrada a Al-lah".

 (Nisaai)

 

Volver al índice

 

LA ENVIDIA

 

79. Abdullah bin Omar (r) dice que el Santo Profeta (s) afirmó:

 "No seàis celosos entre vosotros. No infléis los precios. No os odiéis mutuamente. No os volváis la espalda unos a otros. No realicéis ofertas mientras dos partes se hallen ocupadas en el negocio. Sed verdaderos siervos de Dios convirtiéndoos en hermanos entre vosotros.

 "Los musulmanes son hermanos entre sí. Nadie ha de transgredir contra otro ni ha de tratar al otro con desdén".

 "Aquí reside el taqwa (el temor a Dios), aquí reside el taqwa, aquí reside el taqwa", dijo el Santo Profeta (s), señalando a su pecho. A continuación dijo: "Para conseguir uno su propia perdición le basta con despreciar a su hermano musulmán. La sangre, propiedad y honor de un musulmán son inviolables para los otros musulmanes".

 (Muslim)

 

 80. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Protegeos del fuego de la envidia porque consume las obras buenas de la misma manera que el fuego consume la paja y la madera".

(Abu Dawud)

Volver al índice

 

 

LA ARROGANCIA

 

81. Abdullah bin Mas'ud (r) afirma que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Quien posea una pizca de arrogancia en su corazón no entrará en el Paraíso". Alguien preguntó, "¿Y qué hay de la persona que le guste llevar prendas bonitas y zapatos elegantes?"; el Profeta contestó: "Al-lah es bello y ama la belleza (no se puede llamar arrogante a quien gusta embellecerse), la arrogancia radica en rechazar la verdad a causa de la auto-apreciación y el menosprecio hacia los demás".

 (Muslim)

 

Volver al índice

 

 

LA MENTIRA

 

82. Abdullah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Debéis adheríos a la veracidad porque conduce a la virtud y la virtud conduce al Paraíso. Si una persona es constantemente veraz, llega un momento en el que es juzgado como veraz por Al-lah. Cuidaos de mentir, porque la mentira conduce al vicio y el vicio lleva al Infierno. Si una persona continúa mintiendo y persiste en esta actitud, llega un momento en el que es juzgado como mentiroso de primera categoría por Al-lah".

 (Muslim)

  

83. Abu Bakr (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "¿Queréis que os diga cuál es el peor de los pecados?". Contestamos: "Dilo, por favor, oh Mensajero de Al-lah". El Santo Profeta (s) dijo: "Asociar a alguien con Al-lah y desobedecer a los padres". El Santo Profeta (s), que se hallaba reclinado, se sentó y dijo: "No menor que estos es decir mentiras". Se mantuvo repitiendo esta frase hasta tal punto que deseamos que terminase.

 (Bujari)

Volver al índice

 

 

 EL DECLINAMIENTO DEL ISLAM

 

84. Abdullah bin 'Amar (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "En verdad que ocurrirán a mi pueblo las cosas que anteriormente acontecieron a los israelitas. Se asemejarán uno y otro como un par de zapatos, hasta el extremo de que si alguno de los israelitas cometió abiertamente adulterio con su propia madre, también entre mi Ummah (pueblo) existirá alguno que lo haga. En verdad que los israelitas se dividieron en 72 sectas, pero mi pueblo se dividirá en 73 sectas. Todas estarán en el Fuego excepto una". Los compañeros le preguntaron: "¿De quienes se trata, oh Mensajero de Al-lah?"; el Santo Profeta (s) dijo: "Son la gente que seguirá mi práctica y la de mis compañeros".

 (Tirmidhi)

 

85. Alí (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Llegará un tiempo en el que no quedará nada del Islam sino su nombre, y no quedará nada del Corán salvo su escritura. Las mezquitas estarán llenas de fieles, pero en lo que se refiere a la virtud, se hallarán desiertas y vacías. Sus Ulama (líderes religiosos) serán las peores de las criaturas bajo el firmamento del cielo. De ellos se originarán planes malvados y a ellos retornarán".

(Mishkat)

 

Volver al índice

 

 

EL ADVENIMIENTO DEL IMAM MEHDI

Volver al índice

 

 

86. Abu Hurairah (r) relata:

 Cuando el Surah Yum'a -un capítulo- del Santo Corán fue revelado al Santo Profeta (s) nos encontrábamos en compañía suya. Cuando recitó el versículo "wa ajarina minhum lamma yalhaqu bihim", es decir, "aquellos que vendrían más tarde y que aún no se les han unido" (Nota a pié de página: Este versículo forma parte del versículo que menciona el primer advenimiento del Santo Profeta (s), seguido de una referencia a hechos futuros en la que se afirma que en los últimos días también existirán un grupo de gente que alcanzará el grado de los primeros seguidores del Santo Profeta (s). Aparentemente, se refiere al segundo advenimiento del Santo Profeta (s) en los últimos días, pues esta cláusula subordinada esta regida por el verbo empleado anteriormente para referir el primer advenimiento del Santo Profeta (s) -Árabe-). Uno de los que allí estaban presentes preguntó: "¿Quienes son ellos, oh Mensajero de Al-lah?. El Santo Profeta (s) no prestó atención. El hombre repitió la pregunta dos o tres veces. En aquel momento, Salman el persa se hallaba sentado entre nosotros. El Santo Profeta (s) se volvió hacia él, colocó su mano sobre él y dijo: "Aunque la fe ascendiera a las Pléyades (desapareciendo completamente de la tierra), existirían algunos de entre su pueblo - quizá dijo que aparecería uno de entre su pueblo- que retornaría la fe (de nuevo) a la tierra"

  (Bujari)

  

87. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Por Aquel en Cuyas manos esta mi vida, el hijo de María aparecerá pronto entre vosotros. El administrará justicia. Destruirá la cruz, matará al cerdo y abolirá la guerra (para la causa de la religión y bajo guía divina) [nota a pié de página: ver el Hadiz siguiente], distribuirá la riqueza, pero nadie la aceptará. En esos días, una postración delante de Al-lah será mejor que el mundo y su contenido". En su narración, Abu Hurairah (r) afirma [nota a pié de página: Nótese que esta es la opinión de Abu Hurairah (r) y no las palabras del Santo Profeta (s)], "Si queréis podéis leer el versículo: "Waimmin ahlilkitabi il-la layu'minanna bihi qabla mautih. Wa yaumalqiyamati yakunu 'alaihim shahida"."Y no hay nadie de entre el Pueblo del Libro que continúe creyendo en él antes de su muerte: y en el Día de la Resurrección, él (Jesús) se alzará como testigo contra ellos" (Al-Nisah, 160)

  (Bujari)

 

88. "Precaveos, pues no habrá profeta o mensajero entre Jesús, el hijo de María y yo. Recordad, el será mi califa para mi pueblo después de mí. Recordad, él matará al anti-Cristo, romperá la Cruz, abolirá la recolecta del Jizia -tributos tomados de los pueblos vencidos- y no habrá ninguna guerra más. Recordad, quienquiera que lo encuentre deberá transmitirle mis saludos".

 (Tabraani)

 

 89. Anas (r) afirma que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Quienquiera de vosotros que encuentre a Jesús, el hijo de María, deberá transmitirle mis saludos".

(Dar Manshur)

 

 90. Zaubaan (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "Cuando encontréis al Mahdi, realizad el bai'ah (promesa de alianza) en sus manos. Debéis acudir a él, incluso aunque tengáis que llegar a él atravesando montañas heladas sobre vuestras rodillas. Es el Mahdi y el Califa de Al-lah".

(Ibn Mayah)

  

91. Abu Hurairah (r) relata que el Santo Profeta (s) dijo:

 "¡En que estado (tan miserable) os encontraréis cuando el hijo de María descienda entre vosotros y sea vuestro imam (líder religioso) de entre vosotros!". En otra versión se afirma: "El os dirigirá de entre vosotros".

 (Bujari)

  

92. Mohammad bin 'Ali (r) dice:

 "En verdad que aparecerán dos signos en favor de nuestro Mahdi que nunca aparecieron antes (como signos de verdad para ningún otro), desde la creación de los cielos y la tierra. En el mes del Ramadán, la luna se eclipsará en la primera de sus noches (de eclipse) [Nota a pié de página: Es obvio que no significa la primera noche del mes, pues no se refiere a la luna como hilal (creciente) que sería la palabra aplicable a los primeros tres días de la aparición de la luna. Además la luna de la primera noche nunca puede hallarse eclipsada, por no mencionar la dificultad de observarla], y el sol se eclipsará en el día intermedio (de sus días de eclipse). Ambos eclipses tendrán lugar en el mismo mes de Ramadán. Y ambos signos nunca ocurrieron antes desde que Al-lah creó los cielos y la tierra"

(Sunan Dar Qutni)

 

93. Salman bin 'Amr bin Al-Ahwas (r) relata que su padre le contó que había sido testigo del último peregrinaje del Santo Profeta (s):

 "El Santo Profeta (s) alabó y glorificó a Al-lah y amonestó a la asamblea preguntando" ¿Cuál es el día más sagrado?¿Cuál es el día más sagrado?". La gente respondió: "El día del Hall mayor, oh Mensajero de Al-lah". El Profeta dijo: "Recordad entonces que vuestras vidas, vuestras pertenencias y vuestro honor poseen la misma santidad que esta ciudad, este día y este mes. No se le pedirán cuentas a nadie salvo las de sus propios actos. El padre no habrá de responder por las obras del hijo. El hijo no será responsable de los hechos del padre. Recordad que cada musulmán es hermano de otro musulmán. Es ilícito que un musulmán se apropie indebidamente de la propiedad de su hermano musulmán a menos que éste, su hermano y dueño legal lo haga lícito. Recordad que queda abolido todo tipo de interés sobre los préstamos, tal como se hacía en los Días de la Ignorancia, excepto el capital, que permanece de vuestra propiedad. No causéis daño a nadie y no seréis perjudicados. Asimismo, el interés debido a 'Abbas bin Abdul-Muttalib (un familiar cercano del Santo Profeta (s)) queda completamente abolido. Toda la sangre derramada en el periodo pagano ha de dejarse sin venganza. La primera demanda sobre la sangre que dejo abolida es la de Ibn Rabi'a bin Al Hariz bin 'Abdul- Muttalib (un pariente cercano suyo) que fue promovida entre los Banu Layth y a quien Hudhayl mató. Recordaos mutuamente tratar con amabilidad a las mujeres, pues ellas son vuestros depósitos (habréis de dar cuenta de ellos). No poseéis autoridad alguna sobre ellas a menos que sean culpables mala conducta manifiesta. Si son culpables, dejadlas solas en sus lechos y castigarlas aunque no severamente. Si obedecen, no tenéis justificación (para ser duros con ellas de ningún modo). Recordad que tenéis ciertos derechos sobre vuestras mujeres de igual forma que ellas tienen ciertos derechos sobre vosotros. Vuestros derechos sobre ellas consisten en que han de llevar vidas castas. No han de permitir que entre en vuestro hogar ninguna persona cuya presencia desaprobéis. Su derecho sobre vosotros es que se os ha hecho responsables de su subsistencia".

 (Tirmidhi)

 

Volver al índice