Mezquita Basharat de la Comunidad Ahmadía del Islam en Pedro Abad, Córdoba, España

Inicio

48 Yalsa Salana Reino Unido

550.000 se unen el año pasado

Reunión Jóvenes Reino Unido

Jalifa del Islam en Bruselas

Reflexión sobre las caricaturas

Conferencia islámica inter.

Jalifa del Islam en el Capitolio

Una Comunidad, un líder

Más Comunicados de la Comunidad

 

simposio por la paz

Líder de los musulmanes advierte las consecuencias de una guerra nuclear

 

Y felicita a su Majestad, la Reina Isabel II, por su Jubileo de Diamante - 25 de Marzo del 2012

El 24 de marzo de 2012, se celebró en la Mezquita Baitul Futuh, la mezquita más grande de Europa Occidental, en Morden, Londres, el noveno Simposio Anual por la Paz, organizado por la Yama'at (Comunidad) Ahmadía del Islam en el Reino Unido. En este evento, Su Santidad, habló acerca del estado peligroso del mundo y la posibilidad de una guerra nuclear. Su Santidad también aprovechó la ocación para enviar un mensaje de felicitación y oración a Su Majestad, la Reina Isabel II, por su Jubileo de Diamante.

El evento atrajo a una audiencia de más de 1000 personas, entre las que se encontraban varios ministros, embajadores del Estado, miembros de la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores, el alcalde de Londres, y otros diversos dignatarios, profesionales, vecinos e invitados de todos los sectores civiles y religiosos. El tema del simposio de este año fue "La Paz Internacional".

simposio por la paz

El alcalde de Londres, Boris Johnson, agradeció a la Yama'at musulmana Ahmadía por "contribuir de tantas maneras" a la promoción de la paz y la tolerancia en Londres, y por unir a las personas.

Rt. Hon. Ed Davey MP, Secretario de Estado para la Energía y el Cambio Climático, declaró que Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) era un "gran líder por la paz".

simposio por la paz

Stephen Hammond MP leyó un mensaje del Honorable Eric Pickles MP, Secretario de Estado para las Comunidades y el Gobierno Local, en el que exaltó a la Yama'at musulmana Ahmadía por promover la tolerancia en todas las colectividades de Gran Bretaña.

Andrew Stunnell OBE MP, dijo que el Gobierno del Reino Unido apreciaba enormemente los esfuerzos de la Comunidad musulmana Ahmadía en la promoción de las obras de caridad y de la cohesión social. Dijo que era su primera visita a la Mezquita Futuh Baitul y le pareció un"edificio muy impresionante."

simposio por la paz

Lord Eric Avebury, dijo que no se estaba haciendo lo suficiente para evitar las guerras y los conflictos. Dijo que alejarse simplemente de esos problemas sería "moralmente incorrecto". Declaró que a pesar de ser víctima de la persecución en varios países, la Yama'at musulmana Ahmadía se hallaba a la vanguardia de la lucha por la paz en todo el mundo.

La 3ª edición del Premio "Musulmán Ahmadía para la Promoción de la Paz" fue entregado por Hazrat Mirza Masrur Ahmad (aba) a la ONG, "Aldeas Infantiles SOS del Reino Unido", en reconocimiento a sus esfuerzos continuos para aliviar el sufrimiento de los niños huérfanos y abandonados en el mundo, y para contribuir a su objetivo de "un hogar lleno de amor para todos los niños."  Recibió el premio en nombre de la ONG del Reino Unido su Presidenta, la dama Mary Richardson DBE, quien dijo que era indispensable anteponer siempre el bienestar de los niños y que se sentía "profundamente conmovida, honrada y privilegiada" por tener el honor de recibir el premio.

simposio por la paz

El punto culminante de la noche fue el discurso de apertura dirigido  por Hazrat Mirza Masrur Ahmad en el que habló sobre la necesidad de que todas las personas y organizaciones promuevan la paz y la justicia; la discordia dentro de los distintos países, el aumento del terrorismo y el extremismo; los efectos devastadores de una posible guerra nuclear y los esfuerzos de la Comunidad musulmana Ahmadía para promover la paz en el mundo sobre la base de las verdaderas enseñanzas del Islam.

Hablando sobre las necesidades de la época, Su Santidad dijo que la gran mayoría del mundo desea la paz pero en lugar de ello, todas las partes del mundo hay conflictos y el resentimiento va en aumento. Su Santidad dijo que tal desorden se produce de varias formas distintas a través de rebeliones y levantamientos internos o de gobiernos que atacan a su propia población.

A nivel internacional, los gobiernos y naciones echan celosamente el ojo a los recursos de otros países, mientras que las grandes potencias se consumen por el deseo de mantener su poder. Además los terroristas están guerreando y matando a gente inocente para satisfacer sólo sus propios intereses creados. Su Santidad dijo que todas estas cuestiones estaban sirviendo para socavar por completo la paz internacional y la seguridad.

Hablando sobre la necesidad de la justicia en términos de relaciones internacionales, Su Santidad dijo:

“Las técnicas de lobbying o cabildeo injustas, basadas en la riqueza y la influencia deben ser abandonadas. En cambio, los representantes y embajadores de cada nación deben actuar con sinceridad y con el deseo de apoyar los principios de equidad e igualdad. Debemos eliminar todas las formas de prejuicio y discriminación, ya que este es el único medio para lograr la paz.”

A pesar de la actualidad tan preocupante, Su Santidad aconsejo que es esencial que aquellos que busquen la paz no se vean desanimados y frustrados. En lugar de ello, deben aumentar sus esfuerzos por lograr conseguir un cambio positivo en el mundo.

Su Santidad dijo:

“Yo les pediría a todos ustedes a que luchen por la paz en la medida de sus capacidades, para que podamos mantener encendida la llama de esperanza de que venga un tiempo en que la paz verdadera y la justicia se establezcan en todas las partes del mundo.”

Su Santidad advirtió que si no se actua de inmediato para establecer la paz entonces la alternativa será verdaderamente aterradora. Un escenario probable sería el estallido de una guerra nuclear en la que se consuma la mayor parte del mundo, y cuyas consecuencias se prolongarían en las generaciones venideras. Citando el ejemplo de Japón, Su Santidad dijo que la nación y el pueblo de Japón, estaban más temerosos y horrorizados por la posibilidad de una guerra que cualquier otro país y esto se debe a que Japón fue el único país que había sido blanco de las bombas nucleares. Aunque habían pasado siete décadas el país sigue teniendo las cicatrices y los efectos de la Segunda Guerra Mundial.

Su Santidad dijo:

“Si estalla una guerra nuclear, los que están en la línea de fuego no tendrán tanta suerte. Al contrario, la gente muere inmediatamente y queda congelada como estatuas, y su piel simplemente se desvanece. El agua potable, los alimentos y la vegetación todos quedan contaminados y afectados por la radiación. Sólo podemos imaginar el tipo de enfermedades a las que puede conducir esta contaminación.”

Su Santidad añadió:

“Es mi ardiente deseo y esperanza que los líderes de todas las grandes naciones lleguen a comprender esta realidad terrible, y en consecuencia, en lugar de adoptar políticas agresivas y la utilización de la fuerza para lograr sus metas y objetivos, se esfuercen por adoptar políticas que promuevan y aseguren la justicia.”

simposio por la paz

Hablando de los esfuerzos de la comunidad musulmana Ahmadía hacia el desarrollo de la paz y la tolerancia en todo el mundo, Su Santidad dijo que esos esfuerzos fueron inspirados por las enseñanzas del Santo Profeta Mohammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él).

En un esfuerzo por salvar al mundo, Su Santidad dijo que él había escrito recientemente a varios Jefes de Estado y líderes del mundo para advertirles de los peligros de la época. Además de escribir  Su Santidad al Papa Benedicto XVI, el presidente Barack Obama y el Primer Ministro de Canadá, Su Santidad dijo que él había escrito tanto a al primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu y el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, instándoles a que pongan fin a sus hostilidades mutuas y evitar la guerra.

simposio por la paz

Al concluir, Hazrat Mirza Masrur Ahmad habló de las celebraciones del jubileo de diamante que han tenido lugar este año. Dijo que en el año 1897, el Fundador de la Comunidad musulmana Ahmadía, había felicitado a la reina Victoria en su Jubileo de Diamante y oraron por ella y elogió el compromiso de su Gobierno a la libertad de religión. Su Santidad dijo usando las mismas palabras utilizadas por el Mesías Prometido, él también ofrecía felicitaciones y oraciones por Su Majestad, la Reina Isabel II. Al ofrecer sus felicitaciones, Su Santidad dijo:

"Que sea transmitida nuestra felicitación llena de felicidad y gratitud a nuestra Reina compasiva. Y que la honorable Reina se mantenga siempre feliz y contenta."

Y, a continuación, el líder mundial de la Comunidad musulmana Ahmadía aprovechó la oportunidad para orar por la Reina Isabel II, Su Santidad dijo:

"¡Oh Dios, Poderoso y Noble. A través de su gracia y bendiciones mantén a nuestra honorable Reina feliz para siempre, de la misma manera en que estamos viviendo felices bajo su benevolencia y gentileza; y sé amable y cariñoso con ella de la misma forma en que estamos viviendo en paz y prosperidad bajo su generoso y justo gobierno".

Tras la conclusión del procedimiento, Su Santidad se reunió personalmente con los varios dignatarios, invitados y también mantuvo una rueda de prensa con los medios de comunicación congregados.

Volver al inicio

 

Comunicados de la Comunidad